Trabajadores del Hotel Posada San Francisco, protestaron la mañana de este lunes al exterior de dicho sitio, luego de que este día fueron citados para reanudar operaciones; pero al arribar a su centro de trabajo, éste continuó con las puertas cerradas; situación por la cual temen el cierre de operaciones y la pérdida de sus fuentes de empleo.

Al respecto, el Secretario General de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Justino Hernández Xolocotzi, detalló que este día los 56 empleados de dicho hotel, fueron citados para reanudar actividades; sin embargo, al llegar no les abrieron las puertas, por lo que determinaron permanecer al exterior del establecimiento donde montaron un campamento.

El dirigente sindical indicó que el temor de la base trabajadora, es que los despidan o que los concesionarios del Hotel, hayan determinado el cierre de operaciones, retornando el comodato al Gobierno del Estado, sin cumplir con el pago a los trabajadores de su última quincena y el finiquito que les corresponde por ley.

Refirió que la notificación para presentarse a laborar este día, la hicieron de manera personal a cada uno de los trabajadores; sin embargo, al arribar a su centro de trabajo encontraron las puertas cerradas sin una respuesta de los encargados, por lo que exigieron una respuesta ya que temen perder su empleo que los afectará considerablemente mientras permanece la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Agregó que permanecerán en el sitio, hasta tener noticias de parte de los dueños y encargados del Hotel, y en caso de que mantengan la cerrazón acudirán ante las instancias correspondientes, para hacer valer sus derechos y antigüedad, para que reciban sus percepciones conforme lo establecen las leyes.